UNA LÁGRIMA MÁS.

 

¿Dimé?.

¿Por fin te cansaste de tus propias guerras?.

¿Dejarás que el dolor te haga a que aprendas?.

¡Hay quien sufre por gusto y tú lo representas de primera!.

¿Por fin escucharás lo que te digo?.

¿Dejarás que mis palabras entren por tus oídos?.

¿O seguirás esperando lo que nunca llegará?.

¡Como se ve que no tienes cerebro!.

¡Solo te dedicas a sentir y por sentir te estás muriendo!.

¡Me das lastima!.

¡Que bueno que te destrozaron!.

¡Te dije que perderías y lo apostaste todo!.

A veces no sé que hacer cúando te miro desangrado…

Durante años cuidaste de tu jardín, ¿y todo para qué?.

Para que la persona que según te ‘amaba’ llegara y lo pizoteara.

¿Aún después de todo eso lo vas a seguir amando?.

¡Cuantas heridas más serán suficientes para que lo olvides?.

¿Cuando vas  a entender que con o sin él vales mucho?.

¡Estúpido!.

¡Nadie se muere de amor!.

¡No seas ingenuo!.

¿Cuando vas aprender a no enamorarte de la persona equivocada?.

¡Te lo he dicho muchas veces!.

¿Y tú que haces?.

¡Allá vas como él más tonto de los tontos!.

A suplicar y a rogar por su amor una vez más…

¿Cuando vas a aprender que un futuro así trae sufrímiento?.

¿Es que acaso no piensas?.

¿Es que no te ves?.

¡¡¡Ah… Ya sé!!!.

¡Olvidaba que tú no tienes cerebro, ni ojos!.

¡¡¡Solo te dedicas a sentir… a latir!!!.

Te dejé actuar y casi quedas en cenizas.

Ahora solo vas a hacer lo que yo diga.

¡Estarás sujeto a cada orden que yo te de!.

¡No harás nada por ti mismo!.

¡Hay que curar lo que por tu propia culpa te pasó!.

¡Quisiera dejarte así!.

¡Para ver si así aprendes!.

Pero de ti también depende mi vida…

Y sólo por eso… sólo por eso te voy a ayudar.

¡Pero te advierto que sólo lo haré una vez más!.

¡La última!.

Por que después de hoy, será a mi a quien no le queden fuerzas para volverse a levantar.

Voy a curar cada una de tus heridas y voy a esconderte y a protegerte con mi vida… para que nadie te lastime más.

Si… todo va a estar bien… yo me encargaré de eso.

En la vida todo pasa… y ésto… ésto también pasará.

¡Esta vez vas a levantarte con más fuerza!.

Con la suficiente fuerza para que nunca nadie te haga caer más.

¡Y por favor ya deja de ser tan idiota!.

Todo será nuevo.

Voy a cambiarte de nombre.

Ya no quiero que te llames ‘corazón’.

¿Quieres llorar?.

¡Pues llora!.

¿Quieres gritar?.

¡Pues grita!.

¿Quieres sufrir?.

¡Pues sufre!.

¡¡¡Vamos!!!.

¡Que después de hoy, no dejaré que lo hagas más!.

¿Vas a revolcarte del dolor?.

¡Pues revuelcate!.

¡Hoy dejaré que hagas lo que te venga en gana!.

Te doy permiso de que saques tu dolor una y mil veces…

Pero sólo será hoy…

Mañana tu rostro no se mojará con gotas saladas…

Llora… llora… y si te consuelas… puedes volver a llorar.

Solo hoy podrás hacerlo, sólo tienes permiso de llorar una lágrima mas…

 

Anuncios

Comenta mi poema

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s